La Orquesta Ciudad de Granada interpretará el concierto para violín de Sibelius y la sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak

orquesta ciudad granada oc gconciertoEl programa que ofrece la Orquesta Ciudad de Granada este fin de semana trae dos obras capitales en la historia de la música: escuchando el Concierto para violín y orquesta de Sibelius parece difícil contener la emoción, en sus tres movimientos está resumida la pasión de una vida, el concierto en el que Sibelius se ha dejado el alma en cada nota. También el programa ofrece un viaje a América, mejor dicho, a descubrir América, de la mano de una sinfonía romántica, la más alabada después de la Quinta de Beethoven; nos referimos a la Sinfonía “Del nuevo mundo” de Dvořák.
 
 
Y para completar el concierto una obra para descubrir, el poema sinfónico “Orawa” del compositor polaco Wojciech Kilar, conocido sobre todos por su música de cine, entre las que destaca, entre otras, la banda sonora de “Drácula, de Bram Stoker” (Francis Ford Coppola). En este concierto, que estará dirigido por Michal Nesterowicz, debuta con la OCG la prestigiosa violinista coreana Soyoung Yoon. 
 
 

DE LOS MONTES TATRA A LA LUNA
Las transferencias entre la música popular y la culta han sido una constante a lo largo de la historia de la música. Este hecho es, precisamente, el nexo que une a los tres compositores que conforman el repertorio de hoy. Un concierto en el que podrán realizar un viaje sonoro con partida en los Montes Tatra y destino en el “Nuevo Mundo”.
 
 
“Orawa es la única pieza en la que no cambiaría una sola nota, aunque la he revisado en muchas ocasiones [...] Lo que se logra en ella es lo que me esfuerzo en ser: el mejor Kilar posible”. Así se refería el austriaco Wojciech Kilar a la obra con la que se inicia el programa de hoy. A lo largo de su trayectoria, Kilar fue el creador de partituras de géneros muy diversos como el concierto, la sinfonía o el ballet. A pesar de ello, el inconfundible estilo de la música que compuso para el ámbito cinematográfico, gracias a su colaboración con directores de la talla de Roman Polanski o Francis Ford Coppola, ha eclipsado el resto de su catálogo. Hablar de Kilar es hacer referencia a la banda sonora de ilustres largometrajes de finales de la década de los noventa e inicios del siglo XXI como Drácula de Bram Stoker (1992) o El pianista (2002). Compuesto en 1986, el poema sinfónico pastoral Orawa forma parte de un grupo de tres piezas inspiradas en los Montes Tatra, cordillera que define la frontera natural entre el norte de Eslovaquia y el sur de Polonia, cuya superficie es surcada por el río Orava [Orawa].
 
 
“Mi tragedia es que quería ser un célebre violinista a cualquier precio. Desde los 15 años tocaba el violín prácticamente desde la mañana a la noche. Odiaba la pluma y tinta —por desgracia he preferido un elegante arco de violín—. Mi amor por el violín duró bastante tiempo y fue muy doloroso descubrir que había comenzado demasiado tarde mis estudios para la exigente carrera de virtuoso”. Así expresaba el finlandés Jean Sibelius su anhelo en el inicio de sus estudios musicales en el Instituto de Música de Helsinki durante la década de 1880. Ese “frustrado” deseo de convertirse en un virtuoso del violín motivó la creación de su único concierto para instrumento solista, el Concierto para violín y orquesta en Re menor, op. 47.
“En realidad no he utilizado ninguna de las melodías de los nativos americanos. Simplemente he escrito temas originales que incorporan las peculiaridades de la música indígena y usando estos temas como sujetos, los he desarrollado con todos los recursos del ritmo, el contrapunto y el color orquestal modernos”. Con estas palabras se refirió Antonín Dvořák a la que probablemente sea su composición más popular, la Sinfonía núm. 9 en Mi menor, op. 95 o “Sinfonía del Nuevo Mundo”.
 
 
(...) Un recorrido con partida en los Montes Tatra que, a través del virtuosismo del violín de Sibelius, les conducirá al “Nuevo Mundo”, ese “Nuevo Mundo” que percibió Dvořák a su llegada a la Gran Manzana —donde los “indios” eran encerrados en reservas a la sombra de la estatua de la libertad—, y que Neil Amstrong hizo sonar a su llegada a la superficie lunar allá por julio de 1969.
 
De las notas al programa de JUAN CARLOS GALIANO DÍAZ
 
SOYOUNG YOON
La violinista Soyoung Yoon cuenta desde hace años con el reconocimiento de la crítica mundial tanto por su alto nivel y disciplina interpretativa como por su perfección técnica. Ha sido ganadora de los más importantes concursos de violín del mundo: ganó el primer premio del prestigioso Concurso Henryk Wieniawski 2011 en Poznan (Polonia) y es reconocida como una de las mejores violinistas de su generación. Comenzó sus estudios de violín a los cinco años y rápidamente se convirtió en una estrella en su Corea natal, ganando el Concurso de Música Chun-Chu, el Seoul Symphony Competition, The Republic of Korea Youth Music Competition y el Unpa Music Award. Cuenta con premios en tres de las más prestigiosas competiciones del mundo como el Concurso Internacional de Violín de Indianápolis en el 2010, Concurso Queen Elisabeth en Bruselas en 2009 y Concurso Chaikovski en Moscú en 2007.
 

Se inició en el circuito de los concursos ganando el primer premio del Concurso Internacional de Violín Yehudi Menuhin con tan solo 17 años y un año más tarde, en 2003, fue la ganadora más joven del Concurso Internacional de Violín de Colonia Kulenkampff y finalista en el Concurso Internacional de Hannover en el 2003. Sus éxitos fueron imbatibles: en el 2005 ganó el Concurso Internacional Tibor Varga, donde además también fue galardonada con el premio especial Bartók y nombrada Mejor Artista por la Asociación de Música de Corea.
Soyoung es invitada regularmente por las más prestigiosas orquestas europeas como la Sinfónica de Chequia, Filarmonía de Praga, Royal Philarmonic, Orquesta de Cámara de Bremen, Orquesta Nacional Rusa, Westdeutschen Rundfunks, Orquesta Nacional de la Radio de Kiev, Orquesta Nacional de Bélgica… Paralelamente ha trabajado con directores del prestigio de Krzyszstof Penderecki, Ivor Bolton, Krzysztof Urbanski, Muhai Tang, Maxim Vengerov, Eiji Oue o Michal Nesterowicz. En la primavera de 2020, Soyoung formará parte del jurado del Menuhin Competition en Richmond (Virginia), actuando en el concierto inaugural.
 

MICHAL NESTEROWICZ
Michał Nesterowicz es uno de los directores europeos más solicitados y reconocido por sus dinámicas y elocuentes interpretaciones del repertorio sinfónico.
En la actual temporada sigue siendo Principal Director Invitado de la Sinfonieorchester Basel y de la Arthur Rubenstein Philharmonic Lødz. También colabora habitualmente con la Orquesta Sinfónica de Navarra, Orquesta Sinfónica de Galicia, Malmo Symphony y OBC, debutando este año con la Oulu Symphony Orchestr y la North Carolina Symphony Orchestra. Entre las orquestas con las que actuará próximamente destaca la Singapore Symphony Orchestra, Orquesta Sinfónica de RTVE, Macao Orchestra, Orkiestra Sinfonia Varsovia, Istanbul State Symphony Orchestra y NFM Wrocław.
 
 
Nesterowicz ha actuado en numerosas ocasiones con formaciones como la Tonhalle-Orchester Zürich, Münchner Philharmoniker, Orchestre Philharmonique de Nice y Royal Liverpool Philharmonic Orchestra. También ha dirigido a la Royal Concertgebouw Orchestra, Konzerthausorchester Berlin, WDR Sinfonieorchester Köln, Deutsches Symphonie-Orchester Berlin, Gulbenkian Orchestra, Orchestre Philharmonique du Luxembourg, Buffalo Philharmonic Orchestra, Copenhagen Phil, Orchestre National Bordeaux Aquitaine y Orchestra della Svizzera Italiana.
 
 
Michał Nesterowicz ha ganado, entre otros, el Concurso de Dirección orquestal de Cadaqués en 2008 y la sexta edición del Grzegorz Fitelborg International Conducting Competition en Katowice.
 

Imprimir   Correo electrónico